Los sujetos de la obligación: el acreedor y el deudor

Hola, bienvenido a uno de nuestros post sobre cuestiones comunes de PPTO Abogados. intentamos ayudar a nuestros clientes del servicio pero frecuentemente es bien difícil hacerlo con un un sencillo artículo. Si eres dueño de inquietudes, no lo dudes en contactar con nosotros realizando el formulario

Sujetos de la obligación Tienen la posibilidad de ser en vínculos parciales, solidarios y solidarios. Nuestros especialistas comentan las diferentes formas en las que el acreedor (activo) y el moroso (sujeto pasivo) deben abonar sus deudas.

Rodenas Abogados es un despacho de abogados en La ciudad más importante española, Barcelona y Valencia, que presta servicios legales en todas las provincias de españa:

Aptitud jurídica y determinabilidad de la obligación

En toda obligación siempre podemos encontrar 2 sujetos de la obligación que tiene las disposiciones primordiales para su vida: el titular del crédito (acreedor) y quien es obligado a realizar la obligación (deudor). Cualquier persona, por el solo hecho de ser un individuo física y por lo tanto dotada de personalidad jurídica, tiene la oportunidad de tener créditos u obligaciones.

Personas naturales y jurídicas, de conformidad con el producto 38 del código civil. Una cosa es la aptitud jurídica que unicamente se pierde con la desaparición (art. 32 CC) y otra es la aptitud de obrar que puede prestar lugar a restricciones en el ejercicio de los derechos, pero no en la titularidad.

¿Necesitas un especialista? Consúltanos tu caso, sabemos como ayudarte

Cuéntanos tu caso
Consentimiento(Obligatorio)

Los sujetos de la obligación deben ser preciso o, al menos determinable (una o ámbas partes). Si la obligación es legal, será quien se encuentre en la situación de la que hace aparición la obligación (por servirnos de un ejemplo, ocasionar daño a otros por culpa o desidia).

Si la obligación tiene un origen contractual, será preciso oferta y aceptación. En un caso de esta forma, no se podría determinar si se necesita un nuevo acuerdo sobre quién es el acreedor o el moroso.

Precisa dualidad de las partes y viable pluralidad de sujetos de obligación: conjunta, parcial y conjunta.

En todo cargo de moroso y acreedor debe haber por lo menos un individuo, si bien también puede haber pluralidad en una o las dos partes.

Ejemplo: dos deudas en las que hay 3 personas en cada partido y cuyo objetivo es ofrecer 300 euros (objeto divisible) en la primera de las deudas y donación de un jarrón en la otra (objeto indivisible) Tienen la posibilidad de existir múltiples opciones:

Que el ejercicio del crédito se distribuya proporcionalmente

  • Si el objeto es divisible, la obligación se divide en 3 y se vuelve parcial a fin de que cada acreedor logre soliciar su parte (100 euros) y cada moroso adeude además su parte (100 euros)
  • Si el objeto es indivisible y la obligación es solidariaCada acreedor va a tener derecho a una tercer parte del bote antes que el deudor, con lo que los tres acreedores deberán reclamar el bote completo. Si, por contra, los tres deudores tienen que el frasco, cada uno de ellos debe una tercer una parte del frasco, entonces nuevamente será exacto que todos realicen el pago.

Que cada moroso debe abonar la deuda en su integridad o que cada acreedor puede soliciar todo solidariamente

En estas situaciones, da igual la divisibilidad o no del objeto de la deuda. Cada acreedor puede solicitarlo todo o cada moroso debe pagarlo todo y después, en las relaciones internas, se tienen que aclarar con el resto codeudores o co-acreedores.

Que hay tres deudas diferentes con exactamente el mismo objeto

En estos casos, cada moroso debe los mismos 300 euros en su integridad o el mismo jarrón y por exactamente el mismo título. De esa forma, si alguno de ellos pagara la deuda, sería … desaparecido para todos los deudores y lo mismo ocurriría en el lado activo. No se trataría de una obligación con titularidad plural, sino más bien de tres obligaciones particulares que tienen el mismo objeto.

Por tanto, en el momento en que los sujetos de una obligación acuerdan con dos o mucho más acreedores o con dos o mucho más deudores, estamos frente a una obligación plural. Existen muchas posibilidades: Obligaciones mancomunadas, mancomunadas y dadivosa de objeto divisible que se vuelven genuinos partiel (Todos tienen la posibilidad de ser por su parte activos o pasivos en dependencia de si el consorcio se expone del lado del acreedor o del deudor).

  • Obligaciones conjuntas y mancomunadas del objeto divisible: la deuda o crédito se distribuye entre los deudores y acreedores existentes, transformándose en deudas y créditos diferentes entre sí y completamente autónomos para las vicisitudes que puedan surgir.
  • Obligaciones solidarias de objeto indivisible: todos los acreedores o deudores posee parte del crédito o deuda, con lo que sólo los acreedores actuando en grupo pueden realizar actos que les dañen y que los deudores efectúen el pago.
  • Y las obligaciones de la solidaridad: Las relaciones ajenas se distinguen de las relaciones internas. En casos externos, con la otra parte de la obligación, cada co-acreedor puede reclamar la integridad de la deuda al deudor que debe pagarle todo y después los demás co-acreedores pueden reclamar su parte. En solidaridad pasiva, el acreedor puede ir contra alguno de los solidarios que deba pagar y el que pagó puede más tarde reiterar la participación de cada uno de ellos del resto solidarios.

Sin presunción de solidaridad y tendencias hacia la «solidaridad»

Según el CC, se presume la parcialidad y se debe pactar de manera expresa la solidaridad (sigue el principio de favor debitoris). Sin embargo, no cabe duda de que la agilidad del tráfico legal el día de hoy necesita que todo cosignatario debe abonar todo entonces pactar con sus socios y además que cada acreedor pueda pedirlo todo y luego repartirlo con sus co-acreedores.

Sin embargo, la doctrina y la jurisprudencia han interpretado el CC de tal forma que parecen terminar diciendo lo opuesto de lo que en realidad expresa. Es por este motivo último que nos encontramos intentando de agrandar el campo de la solidaridad en el campo contractual.

Por consiguiente, se acepta que la solidaridad «tácita» no se expresa pese a eso que afirma el CC. Además de esto, en el campo extracontractual, la inclinación a la solidaridad se acentúa aún mucho más.

Obligaciones parciales

Ellos son esos plural de obligaciones de objeto divisible que se dividen en tantas obligaciones como sujetos. Para ello debe existir una primera y única obligación a la que concurran una pluralidad de deudores o acreedores.

Esta es la dieta que escoge CC. Si 3 codeudores tienen la obligación de abonar 300 euros y la deuda es parcial, se específica en 3 deudas autónomas y también particulares de 100 euros cada una y en las que todas y cada una de las contrariedades de su cumplimiento serán independientes.

Pero si el origen común afectaría a todos, así como si se pidiera la nulidad o ineficacia del contrato del que derivan.

Obligaciones recurrentes. Obligaciones indivisibles. Copropiedad activa y copropiedad pasiva

La regla establecida por el art. 1139 CC es accionar juntos cuando se trata de algo dañino. Por el contrario, Díez Picazo considera que la ejecución de uno va a ser bastante para efectuar actos benéficos.

los acción conjunta de los obligados Es pues cada moroso o co-acreedor representa solo parte de la obligación que, para estar completamente representada, precisa el permiso de todos.

Copropiedad activa

Inconveniente no resuelto por la doctrina: ¿quién puede reclamar la deuda? Según Navarro, para reclamar el crédito se precisa la concordancia de los copropietarios, generando una autenticación Consorcio activo Litis pedido.

Copropiedad pasiva

La deuda solo puede hacerse eficiente demandando a todos los deudores = Se precisa deber del consorcio litis.

Obligaciones de soporte

Si hay mucho más acreedores o más deudores, cada uno tendrá derecho a soliciar o cada uno de ellos va a deber prestar en su integridad las cosas que son objeto de la obligación. Es una obligación plural y por el momento no obligaciones diferentes.

La obligación caritativa tiene un solo beneficio, con lo que el cumplimiento de la misma por uno de los deudores o el cobro por entre los acreedores establece la extinción de la obligación.

La solidaridad puede ser activo o pasivo este último es el más importante y el más regulado por la CC. Asimismo, la solidaridad puede ser no traje (que acreedores y deudores no están vinculados así y por exactamente los mismos términos y condiciones)

Solidaridad activa

Hay múltiples deudores en el tema del bono hay un diferencia entre lo que realmente deben, es decir, su fecha de vencimiento, y lo que tienen que eventual y temporalmente, o sea, la integridad de la deuda. Existen varios planos:

  • Relaciones Extranjeras: El acreedor puede reclamar la integridad de la deuda a ciertos deudores y, naturalmente, solo puede llevarlo a cabo una vez, en la medida en que el pago extingue la obligación.
  • Relaciones internas: Si un El codeudor ha pagado todo, deberá pedir a sus codeudores su parte respectiva.

Por tanto, las relaciones exteriores se rigen por los principios de «propagación de efectos«A fin de que lo que hace un moroso se propague a todos tal y como si lo hubiesen hecho todos». Es mucho más, el acreedor puede ir contra alguno de los deudores o contra todos al mismo tiempo.

En lo referente a la propagación de los efectos, el desastre perjudica a todos en término de morosidad, intereses o interrupción del periodo de prescripción.

En relación a las salvedades

Ya que las salvedades pueden invocarse a la deuda dadivosa, podrá acogerse a todas y cada una de las que se delegen de la naturaleza de la obligación y las personales. Las excepciones habituales son, por ejemplo: nulidad, prescripción, condición no cumplida, etc.

El plantel puede ser, por servirnos de un caso de muestra, la carencia de habilidades.

  • Salvedades recurrentes: Si a la objeción común no se enfrenta el codeudor al que se invoca, el resto codeudores van a poder ponerse en contra en el instante en que demanden su parte en el contexto de la acción de restauración.
  • Tus propias salvedades personalesSi el moroso solidario se enfrenta a ello, no se le demandará el pago y el acreedor va a deber contactar con otro moroso al que podrá solicitar el objeto del crédito, descontándose, en su caso, la una parte de la persona que presentó el crédito. salvedad y que, por lo tanto, podría estar fuera de la relación de obligación.
  • Y las salvedades personales del restoSi el moroso solidario se encara a ello, se favorecerá de la una parte de la deuda de la que era responsable el perjudicado por la objeción.

Solidaridad pasiva

El codeudor que ha comprado puede soliciar una acción de compensación contra sus compañeros. Su finalidad es:

  • La parte que le corresponde a cada uno de ellos, con interés adelantado
  • El importe pagadero en la situacion de insolvencia de un codeudor.
  • Daños si el cofirmante es culpable de una infracción previo

Condolencias, novación y compensación

Según el producto 1134 CC, no obstante, la novación, compensación, confusión o condonación de una deuda llevada a cabo por entre los acreedores solidarios o con entre los deudores de exactamente exactamente la misma categoría extingue la obligación. los impaciente realizado por el acreedor puede ser todo o una parte de la deuda. El primero es extinguir la obligación y el segundo afectará proporcionalmente a todos.

Por otro lado si el acreedor remite solo a un moroso, la deuda de cada codeudor no puede incrementarse mediante condonación, de manera que desaparece del monto adeudado en las relaciones con el extranjero.

Caso de que el prestamista realice una innovación extinguiéndose con uno solo de los codeudores, este último quedaría relacionado únicamente por la nova obligio, al paso que cesa la previa obligio. Desde adentro, la novación funcionaría así como si se hubiera completado.

Si un compensación Entre el acreedor y entre los codeudores, este último también tendría exactamente la misma efectividad de pago, de forma que el codeudor logre reclamar su parte a todos los codeudores. Lo mismo va para confusión.

Si precisa mucho más información sobre los elementos de la obligación, no dude en entrar en contacto con los abogados civiles del despacho.

.

Miguel Buendía Zapín


Periodista de amplia experiencia, columnista de rigurosos medios relacionado con el derecho. Post grado en derecho periodistico. LinkedIn

Ir arriba