Abogado Clausula suelo

✔️ A Coruña
✔️ Otra
✔️ Albacete
✔️ Alicante
✔️ Almería
✔️ Asturias
✔️ Badajoz
✔️ Barcelona

✔️ Burgos
✔️ Cádiz
✔️ Cantabria
✔️ Castellón
✔️ Ciudad Real
✔️ Córdoba
✔️ Girona
✔️ Granada

✔️ Madrid
✔️ Málaga
✔️ Guadalajara
✔️ Guipúzcoa
✔️ Huelva
✔️ Ilas Balears
✔️ Jaén
✔️ Las Palmas
✔️ León

✔️ Murcia
✔️ Navarra
✔️ Pontevedra
✔️ Santa Cruz de Tenerife
✔️ Segovia
✔️ Sevilla
✔️ Tarragona
✔️ Teruel
✔️ Valencia

Dudas frecuentes de nuestras clientes

 

¿Cuánto cobra un abogado por llevar la cláusula suelo?

 

La mayoría de despachos de abogados establecen sus honorarios porcentualmente. En el caso de la reclamación de cláusulas suelo, los procuradores suelen marcar entre un 15% o 20€ de la cantidad recuperada por el cliente (más el impuesto sobre el valor añadido). 

¿Cómo reclama un abogado las cláusulas suelo?

 

En primer lugar, el jurista se encarga de estudiar el caso y comprobar que el cliente puede  reclamar la anulación de la cláusula suelo, la devolución del dinero abonado y los intereses. Después, se presenta la solicitud al banco y se negocia con él un importe. Si no se llega a un acuerdo, el abogado será el encargado de iniciar los procedimientos judiciales para reclamar el dinero cobrado indebidamente.

¿En qué plazo se tramita mi presupuesto?

 

En PPTO Abogados existe un servicio premium para encontrar acelerar la contratación de un abogado experto en cláusulas suelo. 

Nuestro servicio habitual se compromete a responder a la solicitud del cliente en un periodo menor a una jornada laboral. Por ejemplo, si el formulario de presupuesto se envió un martes por la tarde, lo habitual sería disponer de la respuesta el miércoles en una franja horaria similar.

Ejemplo reclamación cláusula suelo

 

Tras la dictaminación el 21 de diciembre de 2016 de la sentencia del Tribunal de Justicia Europeo (UE) de la retroactividad obligatoria de la devolución de las cláusulas suelo (determinadas como abusivas el 9 de mayo de 2013 por el Tribunal Supremo español), los bancos están obligados a devolver el dinero cobrado de más al limitar el tipo de interés variable referenciado al Euribor. 

El ejemplo más claro de una cláusula suelo es cuando una persona firma un préstamo hipotecario a tipo variable donde se especifica que los intereses no pueden bajar de cierta cantidad. 

 

Ir arriba